Treinta y cuatro años de pasión y negocio por las motos además del deporte de aventura y sobre ruedas

Después de gastar mucha rueda, primero por Ciudad Real siendo de los primeros mensajeros de la ciudad llevando paquetes con su moto de 400 c.c.; y más tarde haciendo reparto en Andalucía y Madrid, mientras continuaba sus estudios a distancia, el jovencísimo José Luis León Tomás, aficionado y apasionado de las motos y de ‘todo lo que rueda’, decidió sopesar su futuro que, con la inestimable ayuda de sus padres Ángela y Luis que le avalaron, pasó por montar su propio negocio en 1986 a la edad de 20 años. La idea del nombre, Hobby Moto, se la dio su madre por aquello de que la moto siempre había sido el hobby de José Luis, aunque en la sociedad limitada que constituyeron años más tarde el nombre exacto es Hobby Moto Adventure S.L. porque el primer nombre ya estaba cogido y porque el deporte de aventura y sobre ruedas también está vinculado con esta empresa.

Hobby Moto se instala primero en la calle Olivo, 30, donde “teníamos muy poco género, venían clientes pidiendo un cable de freno que aún no habíamos recibido, pero nos sobraba ilusión y ganas para salir adelante”, nos cuenta José Luis. Gracias a las enseñanzas de amigos y conocidos y con cursos a distancia después (entonces no había tutoriales ni nada parecido), José Luis recibe una formación aceptable para poder hacer reparaciones básicas. Su novia entonces, Mafy, y su madre le echan una mano en la tienda. La pasión por la moto le lleva también a hacer sus pinitos en carreras regionales y en alguna del campeonato de España cuando eran circuitos urbanos.

Izq.: La primera tienda que abrieron, en la calle Olivo Nº 30, en el año 1986. Centro: En la segunda sede que tuvieron en avenida del Rey Santo Nº 21 desde 1987 a 1991. Dcha.: Mafy, la esposa de José Luis, que siempre le ha acompañado en el negocio y en las diversas actividades desarrolladas en el mismo.

La venta y reparación de motos, accesorios y boutique siempre ha sido el fuerte de Hobby Moto. En vez de multimarca, decidieron apostar por ser concesionario de alguna marca, algo que, cuenta José Luis, “nos hizo formarnos como dios manda, con los ingenieros de la casa”. Comenzaron con motos Triumph, “una buenísima fábrica, de alta cilindrada, irrompible”. Después, fueron concesionario oficial de MBK, la segunda marca de Yamaha, y seguidamente de Yamaha durante 12 años, “firmas japonesas más comerciales y de las que también hemos aprendido mucho”. En la actualidad tienen la concesión de Piaggio, con marcas como Vespa, Derbi, Aprilia, Guzzi, la propia Piaggio; del grupo KSR, que tiene Lambretta, Brixton y Malaguti, “con todos ellos estamos encantados”; y también son concesionario oficial de Beta “con los que llevamos 25 años trabajando muy a gusto”. En estos 34 años de Hobby Moto, la moto ha sufrido grandes cambios, “ha habido un avance importante, se ha pasado de la carburación a la inyección; la moto cada día es mejor y más barata, con suspensiones hidráulicas, neumáticos tubulares, menores consumos,…”, explica el responsable.

La actividad de la moto se complementó con el deporte desde el inicio, con algunas bicicletas, balones, canastas de baloncesto… Cuando se trasladaron en 1987 a la avenida del Rey Santo, 21, y luego también en un local mayor de la misma avenida en el número 25 haciendo esquina con la ronda –donde estuvieron de 1991 a 1997-, introdujeron la venta de maquetas de motos y otros vehículos que acabó derivando en el mundo del radiocontrol y el automodelismo, y el slot (scalextric), “para nosotros ha sido una afición pero también una escuela, porque en él se trabajan la suspensión y los desarrollos del coche”, explica José Luis. Hobby Moto presume de su gran número de trofeos recordando con cariño las 23 ediciones de carreras de radiocontrol en La Poblachuela. Además de todo esto, también han incorporado el mundo de los deportes acuáticos, con piraguas o artículos de submarinismo.

Como profesionales inquietos y activos, José Luis y sus hermanos Carlos y Juan Ángel, que se incorporaron a la empresa al concluir sus estudios universitarios, han colaborado en la organización de pruebas de motos, de bicicletas y en multitud de eventos como lo demuestra la furgoneta rotulada que durante 13 años les acompañó en pruebas y carreras. A destacar la participación de Hobby Moto durante ocho ediciones en el Salón del Automóvil de Ciudad Real, “teníamos uno de los stands más vistosos y siempre éramos parte importante de la imagen de la feria, metimos en el pabellón ferial hasta un pequeño avión, pero además nos implicábamos mucho en las actividades con carreras de radiocontrol, con un scalextric de 60 metros…”.

Hobby Moto siempre ha sido muy activo en la organización de eventos y actividades como esta gigante carrera de slots (scalextric) en el Salón del Automóvil de Ciudad Real (a la derecha) o la
carrera de coches de radiocontrol en el parking de Leclerc (izquierda).

En la actualidad, Hobby Moto lo sostienen cuatro grandes profesionales: los hermanos León Tomás (José Luis, Carlos y Juan Ángel), y su cuñado José Manuel Fernández, siendo muy versátiles y comodines los unos de los otros. A lo largo de estos 34 años también han pasado otros trabajadores como Joaquín, Iván, Víctor, José, Agustín, Pedro y ‘Falín’. Especial mención hace José Luis de su esposa, Mafy, que ha estado a su lado en esta aventura, apoyándole y acompañándole a las ferias de muestras. Desde hace 23 años Hobby Moto dispone de sede definitiva y propia en la ronda de Ciruela, 32, con una gran exposición, taller y oficinas en un espacio de cerca de 500 metros cuadrados. El local ha sido remodelado recientemente, eliminando la verja que ocultaba el escaparate, sustituyendo las lunas y mejorando la accesibilidad de la entrada.

Subraya por último el propietario, con título de director de carreras y comisario deportivo de la Real Federación Motociclista Española, la ilusión renovada por el negocio, trabajando por seguir mejorando la imagen de marca, el posicionamiento online y en redes sociales y la formación de la plantilla para estar al día y poder ofrecer siempre lo mejor al cliente.

Texto: Oliva Carretero

Fotos: Cedidas por Hobby Moto Adventure