Si quieres probar algo diferente y degustar cocina internacional elaborada por manos expertas y viajeras, empapadas de la sabiduría y el arte culinario de Japón, México, Perú o Italia, solo tienes que acercarte aquí mismo, en Ciudad Real, en la calle Ramírez de Arellano (frente al colegio salesiano) y sentarte en una mesa de ‘Envidia Cochina’, el local de tapeo que te sorprenderá.
El chef que lo regenta, Carlos López de los Reyes, suma una larga trayectoria profesional fuera de nuestras fronteras pero también en Madrid y Barcelona, siendo jefe de cocina del Círculo de Bellas Artes, entre otros trabajos. El amor y la familia decidieron el destino final en su tierra.

En poco más de un año de apertura, algo difícil por la pandemia, ‘Envidia Cochina’ presume de tener una clientela variada, fiel y “deliciosa” que, a poco que prueba sus especialidades, lo mejor de cada fogón del mundo, es ya una acérrima fan de su cocina; una cocina variada y ecléctica pero también informal, donde el picoteo y los platos para compartir son la sal de este establecimiento.

Para los que ya han probado ‘Envidia Cochina’, se han quedado encantados con sus dumpling o gyozas, una especie de empanadillas de arroz chinas y japonesas que rellenan de carne, gambas o pato; además de su roastbeef o su porcheta romana, un embutido italiano de cochinillo que realizan de forma artesanal, sin olvidar su ceviche de cocina nikkei o sus tacos mexicanos. De tierra para adentro, no nos podemos ir sin degustar sus chicharrones de atún gaditanos o la ensaladilla cochina acompañada con unos totopos –los triángulos de maíz que acompañan a los nachos-.

Cada día, ‘Envidia Cochina’ elabora algún plato diferente, lo que hace aún más atractiva su cocina. Otra ventaja de este local es su buena relación calidad-precio, con un coste medio por cubierto de entre 20 y 22 euros.

‘Envidia Cochina’ abre en horario de comidas y cenas, desde mediodía hasta las cuatro o cuatro y media de la tarde, y de ocho de la tarde a once y media de la noche, con descanso dominical y lunes por la mañana. Por último, dispone de una amplia terraza donde saborear sus suculentas especialidades internacionales.