Ana Belén Rodríguez. Psicologa y Sexóloga

Ana Belén Rodríguez. Psicologa y Sexóloga

Estudios demuestran que la mayor parte de las separaciones y divorcios se producen después de las vacaciones, sobre todo en las de mayor duración como pueden ser las de navidad y sobre todo las veraniegas.

Esto puede ser provocado por numerosos motivos tales como la rutina, una escasa comunicación, poca adaptación o mayor número de conflictos.

Por ese motivo y porque creo que merece la pena cuidar de la relación de pareja antes de que nuestra percepción de la misma sea negativa, voy a animarme a ofreceros algunas pistas que podéis poner en práctica durante este verano para pasarlo bien en pareja y además que vuestra relación salga fortalecida.

– Prestar atención. No solo oír a tu pareja, sino escuchar atentamente lo que dice, y cómo lo dice. Incluso (aunque parezca obvio muchas veces no lo es) mostrar curiosidad por sus opiniones y motivaciones.

La temporada estival puede ser un buen momento para conocer cómo es tu pareja más allá de las creencias que puedas tener sobre cómo es.

– Comunicarnos mejor. Una de las principales “quejas“ que plantean las parejas en terapia es la mala comunicación. Obviamente para cada pareja tener una mala comunicación tiene unas connotaciones diferentes pero por norma general siempre suele aparecer la incomprensión mutua, fruto de una escasa o nula comunicación.

Como-prevenir-las-crisis-de-pareja-durante-el-veranoPara mejorar vuestra comunicación en pareja este verano, ¿ Por qué no pruebas lo siguiente?: escucha sin interrumpir (aunque tengas que morderte la lengua), acepta las opiniones de tu pareja (aunque no estés de acuerdo), utiliza un tono de voz adecuado evitando subir el volumen (tu pareja no está sorda y no tendrás más razón por mucho que grites), expón tu opinión empezando con empatía (entiendo que tú te sientas así…pero yo…), intenta no presuponer lo que tu pareja piensa (generalmente vamos a pensar mal) y si tienes dudas, háblalo claramente.

– Aparta lo negativo. Creo que ver lo negativo en lo que nos rodea, forma parte de nuestra forma de ser, si bien es cierto que es más acentuado en unas personas que en otras. En pareja esta tendencia, puede afectar y mucho. Si en vuestra relación las cosas no van como te gustaría, lo más probable es que te fijes sólo en lo negativo y no en lo positivo, lo cual sirva para que retroalimentes tu desidia y enfado. Pero recuerda que esa persona que ves cómo te saca de quicio, es la misma persona de la cual te enamoraste ¿Recuerdas qué te enamoró de él/ella? Durante este verano intenta enfocarte diariamente en redescubrir todas las cosas que hace, dice o muestra tu pareja que te gustan y si las ves no te cortes y díselo, seguro que le agradará saberlo y la armonía volverá a reinar. Si no las encuentras… ¿Qué tal si le das sugerencias?

-Buscad intimidad. Pasar tiempo juntos en vacaciones no siempre es sinónimo de calidad de relaciones sexuales, a veces nuestro tiempo sol@s viene determinado por muchos factores como los hij@s o los viajes con amig@s. Sea cual sea vuestro caso no es excusa para buscar un momento en el cual hacer de nuestras vacaciones un reencuentro sexual. Incluye en la maleta de tus viajes la ropa más sexy o la lencería más atrevida y busca el momento de utilizarla.

-Creatividad. Las vacaciones de verano pueden ser un buen momento para innovar, introducir cambios en vuestra relación. ¿Por qué os empeñáis en hacer siempre lo mismo si no os funciona? Piensa en aquellas cosas que quieres que cambien y haz que ocurran. Crea nuevas situaciones y posibilidades.

Espero que hayáis tomado buena nota de algunas ideas para poner en práctica durante este verano. Si no conseguís los resultados que deseáis, recordad que no debéis dejar pasar mucho tiempo para acudir a un terapeuta de pareja. Cuando antes acudáis, mayor probabilidad de éxito habrá.

Ana Belén Rodríguez atiende dificultades sexuales y de pareja en Ciudad Real.
Su web www.centrosees.es