L

Gonzalo Juliani / Ceo en Asesor Franquicia y abogado experto en gestión de redes de franquicia

as personas que buscan oportunidades de franquicia para iniciar una nueva vida emprendiendo, ven las cosas desde su punto de vista. Desde el momento en el que se encuentran.

Yo veo las cosas desde mi punto de vista. Desde donde estoy como un conocedor de la industria de franquicias, y hay una gran diferencia.

De repente, tienes esperanza.

Porque si compras una franquicia …

Trabajarás para ti… en lugar de “ellos”.

Finalmente trabajarás para alcanzar tus objetivos.

Tus sueños.

Tú serás el jefe.

Tendrás más libertad y control sobre tu vida.

Suena genial, ¿verdad?

Sin embargo, esto es lo que yo veo.

Veo franquiciadores tratando de vender franquicias … lo cual está bien.

Excepto en los casos en que, a veces, están vendiendo franquicias a personas que probablemente no sean los mejores candidatos.

No tener suficiente capital para invertir, no saber manejar una empresa, carecer de habilidades comerciales, no tener tiempo material para gestionar… suelen ser algunas de las circunstancias que dan al traste con muchos sueños de franquicia.

Además, veo consultores de franquicia que presentan las franquicias incorrectas a sus candidatos. (Esto pasa muchísimo desgraciadamente).

Y veo autores que venden libros de franquicias que son falsos y muy peligrosos.

Veo muchas más cosas por supuesto, pero no quiero que este artículo se alargue demasiado.

Mi punto de vista es este: Debido a que soy un conocedor de la industria de las franquicias, miro las oportunidades de franquicias de una manera totalmente diferente a la de las personas que buscan comprarlas. Sé cosas que no salen a la luz hasta que es demasiado tarde. Cosas que son absolutamente imposibles de conocer para las personas que no están en franquicia.

Es por eso que los futuros emprendedores inteligentes, invierten en nuestros cursos y piden que trabajemos con ellos codo con codo en la elección de su franquicia.

En conclusión, si estás buscando oportunidades de franquicia, asegúrate de recordar que tienes una idea limitada de donde te estás metiendo … qué estás viendo.

Y no viendo.